Monthly Archives: marzo 2013

¿Cómo limpiar una tortuguera?

como alimentar una tortuga de agua - WakuplanetSi ha llegado un punto en el que pierdes de vista a tu mascota aún sabiendo que está donde la dejaste y que no padeces problemas de vista severos; será que es el momento de limpiar su tanque o acuario y eliminar impurezas como algas, bacterias y restos de comida que dificultan la vida de tu mascota. Para ello, te explicamos en unos sencillísimos pasos como dejar la tortuguera de tu mascota como una patena y hacer su vida más limpia, feliz y saludable.

  1. Dispón tu tortuga/as cuidadosamente en otro tanque o cuenco. Recuerda que si son de agua, deberás proveerlas con agua y facilitarles una roca o apoyo para que puedan salir de esta.
  2. Saca del acuario o tanque los filtros, calentadores, rocas, etc.
  3. Vuelca el agua. Puedes hacerlo en la pila, el water, el desagüe de la calle… simplemente asegúrate de que la tortuguera queda vacía.
  4. Una vez vaciada el agua sucia llénala hasta la mitad con agua tibia.
  5. Añade una gota de jabón o detergente para platos.
  6. Ayudándote de una esponja, frota bien los lados del tanque sin descuidar ningún rincón o esquina. Asegúrate sobretodo de frotar bien la parte interior del tanque.
  7. En el caso de que disponga de ellos, limpia el filtro y el calentador. Te recomendamos que eches un vistazo a las instrucciones de cada uno para no romperlo o desmontarlo innecesariamente en mil piezas.
  8. Una vez bien limpio, enjuaga la tortuguera un par de veces como mínimo y asegúrate de que no quedan restos de jabón o espuma.
  9. Añade el agua necesaria para tu tortuga. Vigila la cantidad puesto que si te pasas puedes hacer que tu mascota se ahogue o bien facilitarle la escapada fuera del tanque.
  10. Trata el agua añadiendo una acondicionador para el cloro.
  11. Añade  los accesorios para tu tortuga a la tortuguera como son: sustrato, rocas, adornos, filtros, calentadores, etc. y enciéndelos (en el caso de filtros y calentadores).
  12. Comprueba que la temperatura del agua es la adecuada. Las tortugas sueles estar habituadas a una temperatura de entre 21º y 26º C. Esto dependerá en función de su raza.
  13. Introduce de nuevo tu mascota/as en su limpio hábitat  y obséquiale con un poco de comida.
  14. Admira lo nítido y limpio que ha quedado el tanque.
Un par de consejos más:
  • Asegúrate de ir echándole un ojo a tu tortuga/as mientras está fuera del tanque.
  • Si tu tortuga se limita a estar bajo las rocas todo el tiempo y nunca sale a la superficie o no nada, significa que no está a gusto con la temperatura. Revísala y presta especial atención a tu mascota los días siguientes para poder solventar cualquier problema.

Cómo Cuidar de tus Peces en Vacaciones

¿Necesitas una niñera para tus peces?

Mantenimiento y Limpieza de Wakuplanet

Se acerca Semana Santa y lo tienes todo preparado: billetes, hotel, ruta en coche, bañador (si tu intención es viajar a zonas más cálidas) o skis (si es el caso contrario). Los niños se quedarán con tu madre en el pueblo y cuidarán de Bobby hasta que vuelvas.

Sólo te falta un problema por solventar: EL CUIDADO DE TUS PECES. 

 

 

¿Puedo dejarlos solos durante mi ausencia o es necesario que alguien venga a echarles un vistazo y darles de comer a diario? 

Podría decirse que un poco de ambos, dependerá de cuanto tiempo vayas a estar fuera de casa. Si has planeado una escapada de fin de semana (dos o tres días) es probable que con un comedero de peces automático o con una bola de alimento compacta que se disuelve en el agua, será suficiente.

Pero si tu ausencia se va a alargar, digamos que una semana o más, te recomendamos que “contrates una niñera”, es decir, acuerda con algún familiar o amigo que pase a cuidar de tus peces un par o tres días a la semana.

Ni muy caliente ni muy frío

Además de la alimentación, una de las cosas más importantes a tener en cuenta es la temperatura de la casa o lugar donde estén tus peces durante tu viaje.

Te parecerá obvio pero antes de ausentarte unos días revisa la factura de la electricidad para evitar problemas que puedan ocasionar un corte del suministro eléctrico que afectaría a la temperatura y controles de filtrado del acuario.

Recuerda también, si es posible, programar el aire acondicionado o la calefacción a la temperatura óptima y comprueba antes de irte que todos los aparatos eléctricos del acuario funcionan a la perfección. No está demás que dejes una nota, post-it o recordatorio a la persona que se encargara de tus mascotas indicándole las condiciones optimas de tu acuario.

La rutina de tus peces

Nuestro reloj biológico tiene ciertas costumbres y al igual que nosotros, tus peces también: cuando se encienden las luces, cuando les das de comer, cuando te vas a dormir, etc.  Para no interferir bruscamente en su rutina al irte de vacaciones, si tu acuario no dispone de una lampara con temporizador, puedes instalar una junto a este y programarla para que se encienda a ciertas horas del día. Evitando un exceso de iluminación del tanque y el aumento de tu factura a final de mes.

La Comida para peces

Una de las opciones más interesantes y más populares son los bloques o bolas de alimento compactas que funcionan muy bien en acuarios y pequeñas comunidades de peces. Para tanques mayores es recomendable el uso de comederos automáticos que gracias a un cronómetro proveerán el acuario con la cantidad de comida necesaria para tus mascotas.

Sea cual sea el método que elijas, procura probarlo unos días antes de tu partida para asegurarte de que tus peces se adaptan perfectamente a él y puedas hacer los ajustes necesarios.

Un último consejo…

El día antes de salir de vacaciones, NO es buen momento para limpiar o cambiar el agua del acuario puesto que no tendrás tiempo de observar si hay algún problema en la aclimatación de tus peces. De igual modo, informa bien a la persona que va a cuidar de ellos para evitar que altere el estado del tanque añadiendo más comida de la habitual, alternando su pH, temperatura, etc.

Sumando tu experiencia a estos consejos, solo nos queda decirte:

¡Que tengas buen viaje y Let’s Waku!