Adiestrar un Periquito

¿Sabías que puedes entrenar a tu periquito y convertirlo en un verdadero ‘loro en el hombro’ como los piratas?

adiestrar a un periquitoSi tienes por mascota una de estas simpáticas aves, éste es tu post: vamos a darte las claves para entrenarlo hasta que puedas llegar a convertirlo en un lorito en miniatura.

Los periquitos son aves muy sociables a las que les encanta la compañía de las personas y que, en un ambiente confortable y seguro, pueden llegar a merodear sueltos por la casa, sobre tu dedo o en el hombro. Incluso, hay periquitos que pueden llegar a hablar y repetir palabras y pequeñas frases.

Si ya tienes uno en casa o si acabas de adquirir a tu nueva mascota hace poco y quieres convertirlo en un super-periquito amaestrado, aquí tienes unas pautas que cumplir para que tu mascota sea la envidia del barrio:

1. Los periquitos son seres muy sociables por eso no debes aislarlo en habitaciones oscuras y sin ruido porque a ellos les encanta la compañía de las personas y poder ‘cotillear’ todo lo que pasa a su alrededor. Procura que la jaula sea lo suficientemente grande y confortable para que se sienta a gusto en su hogar.

2. Si acabas de adquirir a tu nuevo amigo, intenta darle una semana de margen para que se acostumbre a tu presencia. Cámbiale el agua frecuentemente, háblale, lee libros en voz alta a su lado… cualquier acercamiento será positivo para que puedas ganarte su confianza

periquito posado en una mano3. Una vez consideres que tu presencia no le resulta extraña, puedes empezar con un sencillo entrenamiento para que se acostumbre a tu mano: abre la jaula lentamente e introduce tu mano en ella para que pueda posarse sobre tus dedos. Es normal que algunos periquitos se sientan amenazados y empiecen a revolotear por la jaula sin control. Ante todo, CALMA! Mantén tu mano posada en el fondo y no la muevas. Repite el mismo gesto frecuentemente, incluso todos los días y verás que, poco a poco, tu simpática mascota se empieza a posar sobre tu mano como si fueran las perchas de su jaula.

4. Cuando creas que la confianza está más que ganada, levanta uno de tus dedos y pónselo a sus pies. Le darás a entender que tu mano es una percha segura y confortable sobre la que también puede descansar y pasear. Ante todo, PACIENCIA!

5. Cuando tu periquito aprenda a posarse sobre tu dedo, puedes decir una palabra suave y firme como si fuera una orden: SUBE! Así entenderá que, cuando le ofrezcas tu dedo con una orden, puede posarse en él y empezar a pasear.

6. HA LLEGADO EL MOMENTO DE SALIR DE LA JAULA! Una vez te asegures de que estén todas las puertas y ventanas cerradas, cuando digas la orden SUBE! se posará en tu dedo y podrás abrir la jaula para empezar a pasear por la habitación. Es normal que al principio se sienta asustado y desorientado o que pueda escaparse y revolotear pero con un poco de paciencia, este gesto le parecerá de lo más normal.

IMPORTANTE: si tienes otras mascotas como perros o gatos, ten en cuenta de que ante un animal como un periquito pueden convertirse en verdaderos depredadores. Asegúrate de que no tengan acceso a la habitación en la que tu pequeña mascota ande suelta.

7. Tómate tu tiempo para enseñarle que puede descansar sobre otras partes de tu cuerpo: hombros, rodillas, cabeza… Un buen entrenamiento es leer mientras estás sentado en voz alta pero suave mientras él se siente cómodo paseando por encima de ti.

CONSEJOS:

  • Los periquitos pueden acostumbrarse a la presencia de mucha gente. Invita a tus amigos a conocerlo! Poco a poco podrá convertirse en el rey de tus reuniones en casa.
  • Si el periquito ya es mayor, puede que tardes más tiempo en enseñarle que puede salir de la jaula cuando se lo indiques. Te recomendamos que, ante todo, tengas paciencia.
  • Si lo has adquirido en una tienda de animales puede que se sienta desorientado y solo después de haber compartido jaula con más periquitos. No te preocupes, tu compañía poco a poco irá ocupando el hueco que sus compañeros anteriores han dejado.
  • Lo principal: PRÉMIALO! Siempre que obedezca a tus órdenes o que se porte bien, dale barritas o pequeñas semillas. La educación con incentivos siempre es más efectiva.
  • Dicen que la música amansa a las fieras; en este caso, si ves que tu pequeño amigo está inquieto, ponle música relajante y verás cómo cambia de actitud.
  • Si vas a entrenar a varios periquitos a la vez, te recomendamos una dosis extra de paciencia. Hacer que todos interactúen contigo a la vez puede resultarles un poco confuso al principio pero verás que, con el tiempo, podrás crear una verdadera banda amaestrada de pequeños amigos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

More in Pájaros (2 of 14 articles)


¡Bang! ¡Bum! es una pesadilla Llegado el momento y ahora que estamos en verano es tan común un chapuzón en la playa como unas buenas verbenas veraniegas y sus correspondientes fuegos artificiales. Lo que para nosotros significa el pistoletazo de salida hacia nuestras vacaciones, ocio y disfrute para nuestras ...