Cómo elegir una bandeja para gato

La bandeja para gato, un básico muy importante.

 

Bandeja de arena para gato - WakuplanetEscoger la bandeja adecuada para tu gato es muy importante.
Hay muchos estilos, materiales y tamaños entre los que escoger y para que te resulte más sencillo, aquí tienes unos cuantos consejos que te ayudarán a elegir entre muchos modelos:

La elección ideal

Lo más importante es que la bandeja o cubículo sea atractivo para tu gato y compatible con el tipo de arena que utilices. Por ejemplo, las bandejas cubiertas automáticas requieren un tipo de sustrato especial.

La caja de arena o bandeja de gatos tiene que ser fácil de limpiar, duradera y que tenga buena ventilación y visibilidad. El tamaño debería estar determinado por el número de gatos que la van a utilizar y su tamaño (para gatitos, utiliza una bandeja menos honda y para adultos una en la que puedan escarbar bastante).

Una vez escojas el modelo que más te convenga y que sea de un material plástico duradero, sitúalo en una zona tranquila para que tu gato se sienta a gusto.

Tipos de Bandejas para gatos

En el ‘universo’ de las bandejas y cajas para gatos encontrarás cinco tipos muy diferenciados. Aquí tienes los pros y contras de cada uno:

  1. Bandeja descubierta: el complemento de higiene para gatos básico es una cubeta rectangular. Es el modelo más barato y puedes encontrarlo en muchas formas, colores y alturas. Es fácil de limpiar y la mayoría de gatos prefieren este tipo de bandejas descubiertas.
    En contra: desprenderá olores si no se encuentra en una zona ventilada.
  2. Cajas de arena para gato cubierta o baño para gato:  Algunas bandejas rectangulares vienen con una tapa que la convierte en una especie de cubículo. El gato se siente más protegido y con más ‘privacidad’ a la vez que se evitan restos fuera del recipiente cuando escarban.
    En contra: algunos de estos modelos pueden desprender olores ya sea porque no tienen ventilación o porque no se cambia el filtro de carbón activado que llevan en la parte superior. Si hay más gatos en la habitación, el que está dentro del cubículo puede llegar a sentirse atrapado y amenazado una vez está dentro.
  3. Cajas autolimpiables: alunas compañías han desarrollado modelos que se limpian solos gracias a un sensor que se activa unos minutos después de que el gato haga sus ‘necesidades’.
    En contra: requiere recambios que suelen resultar bastante costosos y que la garantía de fábrica sólo suele ser de 1 año. 
  4. Cubículo con ‘colador’: hay algunos diseños de cajas para gatos que consisten en dos partes –una encima de otra- que, en medio, tiene una bandeja con rejilla de manera que, cuando el gato la utiliza, es fácil levantar la tapa y alzar el colador con las heces depositando la arena limpia en el fondo.

Consejos de compra:

  • Si no estás seguro de qué tipo de caja prefiere tu gato, ofrécele dos y observa su comportamiento. La que más utilice, claro está, será la que más le gusta.
  • Las bandejas abiertas son fáciles de limpiar, duraderas y fáciles de airear en espacios abiertos.
  • Cuando utilices una caja de arena cubierta, nunca pongas ningún peso encima porque si se cae, asustará a tu gato y no querrá volver a entrar en ella.
  • Cuando quieras deshacerte de las heces, puedes utilizar una pala higiénica de plastico o de acero inoxidable y depositarlas en una bolsa de plástico que se pueda cerrar fácilmente. Las de cocina con sello hermético de plástico son muy recomendables.
  • Si decides cambiar de caja no lo hagas de manera brusca. Déjale durante unos días los dos modelos para que se vaya acostumbrando y no se ‘despiste’.
  • Normalmente, la mayoría de gatos no suelen comer e ir ‘al baño’ en el mismo lugar. Por eso te recomendamos que su bandeja o caja estén lejos de sus comederos, preferiblemente en una zona tranquila y aireada.
  • Que un gato utilice su caja adecuadamente depende también de lo limpia que la tengamos. Eliminar regularmente las heces y la arena sucia ayudará al comportamiento y a la salud de nuestro amigo.
  • A la hora de limpiar su bandeja o caja, intenta no utilizar lejía ni amoníaco ya que los gatos son muy sensibles a su olor y le alejarán. Utiliza un jabón normal (tipo gel de baño) y aclara con abundante agua.
  • Aplica la ‘lógica gatuna’: si tienes 2 gatos, deberías tener 2 o tres bandejas. Si tienes un gato y tu casa tiene 2 pisos, entonces necesitarás 2 bandejas, una para cada piso.

2 Responses to Cómo elegir una bandeja para gato

  1. [...] estilos, materiales y tamaños entre los que escoger. Para ello, y para ponértelo más fácil, échale un vistazo al post que publicamos el pasado noviembre donde te recogemos unos sencillos consejos que te facilitarán la elección adecuada de la bandeja [...]

  2. [...] es que, de repente, pueden orinar en cualquier lugar de la casa sin necesidad de estar dentro de su bandeja -cosa que para un gato sano es impensable- o que empiezan a lamerse la zona genital de manera [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

More in Consejos, Gatos (14 of 55 articles)


¿Debo limpiar constantemente el comedero o bol de mi mascota? No me cabe duda de que cuidas la alimentación de tu mascota al detalle. Controlas y sabes que tipo de alimentación necesita y procuras que nunca le falte comida (a sus horas) y agua. Pero… ¿dedicas el mismo cuidado ...