Category Archives: Consejos

¿Cómo limpiar una tortuguera?

como alimentar una tortuga de agua - WakuplanetSi ha llegado un punto en el que pierdes de vista a tu mascota aún sabiendo que está donde la dejaste y que no padeces problemas de vista severos; será que es el momento de limpiar su tanque o acuario y eliminar impurezas como algas, bacterias y restos de comida que dificultan la vida de tu mascota. Para ello, te explicamos en unos sencillísimos pasos como dejar la tortuguera de tu mascota como una patena y hacer su vida más limpia, feliz y saludable.

  1. Dispón tu tortuga/as cuidadosamente en otro tanque o cuenco. Recuerda que si son de agua, deberás proveerlas con agua y facilitarles una roca o apoyo para que puedan salir de esta.
  2. Saca del acuario o tanque los filtros, calentadores, rocas, etc.
  3. Vuelca el agua. Puedes hacerlo en la pila, el water, el desagüe de la calle… simplemente asegúrate de que la tortuguera queda vacía.
  4. Una vez vaciada el agua sucia llénala hasta la mitad con agua tibia.
  5. Añade una gota de jabón o detergente para platos.
  6. Ayudándote de una esponja, frota bien los lados del tanque sin descuidar ningún rincón o esquina. Asegúrate sobretodo de frotar bien la parte interior del tanque.
  7. En el caso de que disponga de ellos, limpia el filtro y el calentador. Te recomendamos que eches un vistazo a las instrucciones de cada uno para no romperlo o desmontarlo innecesariamente en mil piezas.
  8. Una vez bien limpio, enjuaga la tortuguera un par de veces como mínimo y asegúrate de que no quedan restos de jabón o espuma.
  9. Añade el agua necesaria para tu tortuga. Vigila la cantidad puesto que si te pasas puedes hacer que tu mascota se ahogue o bien facilitarle la escapada fuera del tanque.
  10. Trata el agua añadiendo una acondicionador para el cloro.
  11. Añade  los accesorios para tu tortuga a la tortuguera como son: sustrato, rocas, adornos, filtros, calentadores, etc. y enciéndelos (en el caso de filtros y calentadores).
  12. Comprueba que la temperatura del agua es la adecuada. Las tortugas sueles estar habituadas a una temperatura de entre 21º y 26º C. Esto dependerá en función de su raza.
  13. Introduce de nuevo tu mascota/as en su limpio hábitat  y obséquiale con un poco de comida.
  14. Admira lo nítido y limpio que ha quedado el tanque.
Un par de consejos más:
  • Asegúrate de ir echándole un ojo a tu tortuga/as mientras está fuera del tanque.
  • Si tu tortuga se limita a estar bajo las rocas todo el tiempo y nunca sale a la superficie o no nada, significa que no está a gusto con la temperatura. Revísala y presta especial atención a tu mascota los días siguientes para poder solventar cualquier problema.

Cómo Cuidar de tus Peces en Vacaciones

¿Necesitas una niñera para tus peces?

Mantenimiento y Limpieza de Wakuplanet

Se acerca Semana Santa y lo tienes todo preparado: billetes, hotel, ruta en coche, bañador (si tu intención es viajar a zonas más cálidas) o skis (si es el caso contrario). Los niños se quedarán con tu madre en el pueblo y cuidarán de Bobby hasta que vuelvas.

Sólo te falta un problema por solventar: EL CUIDADO DE TUS PECES. 

 

 

¿Puedo dejarlos solos durante mi ausencia o es necesario que alguien venga a echarles un vistazo y darles de comer a diario? 

Podría decirse que un poco de ambos, dependerá de cuanto tiempo vayas a estar fuera de casa. Si has planeado una escapada de fin de semana (dos o tres días) es probable que con un comedero de peces automático o con una bola de alimento compacta que se disuelve en el agua, será suficiente.

Pero si tu ausencia se va a alargar, digamos que una semana o más, te recomendamos que “contrates una niñera”, es decir, acuerda con algún familiar o amigo que pase a cuidar de tus peces un par o tres días a la semana.

Ni muy caliente ni muy frío

Además de la alimentación, una de las cosas más importantes a tener en cuenta es la temperatura de la casa o lugar donde estén tus peces durante tu viaje.

Te parecerá obvio pero antes de ausentarte unos días revisa la factura de la electricidad para evitar problemas que puedan ocasionar un corte del suministro eléctrico que afectaría a la temperatura y controles de filtrado del acuario.

Recuerda también, si es posible, programar el aire acondicionado o la calefacción a la temperatura óptima y comprueba antes de irte que todos los aparatos eléctricos del acuario funcionan a la perfección. No está demás que dejes una nota, post-it o recordatorio a la persona que se encargara de tus mascotas indicándole las condiciones optimas de tu acuario.

La rutina de tus peces

Nuestro reloj biológico tiene ciertas costumbres y al igual que nosotros, tus peces también: cuando se encienden las luces, cuando les das de comer, cuando te vas a dormir, etc.  Para no interferir bruscamente en su rutina al irte de vacaciones, si tu acuario no dispone de una lampara con temporizador, puedes instalar una junto a este y programarla para que se encienda a ciertas horas del día. Evitando un exceso de iluminación del tanque y el aumento de tu factura a final de mes.

La Comida para peces

Una de las opciones más interesantes y más populares son los bloques o bolas de alimento compactas que funcionan muy bien en acuarios y pequeñas comunidades de peces. Para tanques mayores es recomendable el uso de comederos automáticos que gracias a un cronómetro proveerán el acuario con la cantidad de comida necesaria para tus mascotas.

Sea cual sea el método que elijas, procura probarlo unos días antes de tu partida para asegurarte de que tus peces se adaptan perfectamente a él y puedas hacer los ajustes necesarios.

Un último consejo…

El día antes de salir de vacaciones, NO es buen momento para limpiar o cambiar el agua del acuario puesto que no tendrás tiempo de observar si hay algún problema en la aclimatación de tus peces. De igual modo, informa bien a la persona que va a cuidar de ellos para evitar que altere el estado del tanque añadiendo más comida de la habitual, alternando su pH, temperatura, etc.

Sumando tu experiencia a estos consejos, solo nos queda decirte:

¡Que tengas buen viaje y Let’s Waku!

4 Amenazas para Mascotas el Día de San Valentín

My Funny Valentine

¿Tú corazón se derrite cada vez que miras sus fotos en tu smartphone o el último video de estas Navidades cuando le regalaste aquel juguete nuevo? ¿Es él o ella, que al oir tu voz tras un largo día, sale a tu encuentro al llegar a casa? ¿Hace de tus despertares un mundo de felicidad gracias a un bol de comida o un paseo matutino?

¡Pues sí, eso es AMOR! — y tu mascota puede hacer de tu San Valentín, el mejor. Aún así, y para demostrarle el amor que le profesas no es necesario que lo hagas con bombones o flores. De hecho, estos regalos tan típicos de estas fechas pueden ser realmente peligrosos para ellos. Pero, ¿sabes por qué?

Échale un vistazo a estos cuatro grandes consejos que te ayudarán a mantener a tu mascota a salvo el Día de los Enamorados.

  1. Chocolate, se derrite en tu boca no en la suya. La mayoría de los amos sabemos que el chocolate, entre otros problemas, puede provocar hipertensión en los perros, debido a la  teobromina, un alcaloide que es químicamente similar a la cafeína. Pero lo que casi todos desconocemos es que el chocolate para hornear utilizado en su mayoría para la elaboración de pasteles, brownies, etc., posee 10 veces más de esta sustancia y es especialmente tóxico. Mientras que un M&M o dos puede no hacerle ningún daño, si tu mascota roba un pedazo de ese cup cake o pastel que con tanto amor has preparado, puede que acabéis en urgencias veterinarias. Es primordial que mantengas fuera de su alcance hasta el último trozo, el de la vergüenza, que nadie se ha comido.
  2. Evita las chucherías. Los caramelos sin azúcar y los chicles suelen contener grandes cantidades de xylitol, un edulcorante que es tóxico para los animales de compañía y especialmente para los perros. Su ingesta puede causarle vómitos, pérdida de coordinación, convulsiones y en casos graves, insuficiencia hepática.
  3. Tal y como cantaba Ana Torroja, una rosa es una rosa. El tentador aroma que desprenden los ramos de flores puede ser un peligro. Embriagada por los olores, si tu mascota decide darse un manjar floral puede que este le provoque dolores de estómago e incluso vómitos. El caso más conocido de toxicidad en plantas que pueden afectar a los animales son los lirios, que son fatalmente venenosos para los gatos.
  4. Regalar una mascota. ¿Estás pensando en regalar a tu pareja o  a un ser querido un cachorro o un gatito para el Día de San Valentín? Antes de nada, haz tus deberes. Informate bien sobre el animal: sus necesidades, su alimentación, los cuidados precisa, etc. Un animal no es un juguete que puedas desechar o cambiar si el destinatario no está contento. Nosotros podemos ayudarte, si tienes alguna duda, escríbenos a contacto@wakuplanet.com


¡Feliz San Valentín y Let’s Waku!

 

Fuente Imagen Flickr: Nieve44/Luz

¿Por qué se le cae el pelo a mi mascota?

NUTRICIÓN: LA CLAVE DE UN PELO SANO Y BRILLANTE

el mejor pienso para mi perroLa piel y el pelo de nuestras mascotas están constituidas, básicamente, por proteínas. Un pelo quebradizo o una piel irritada y con escamas suelen ser claros síntomas de que nuestros animales no están siguiendo una dieta correcta.

No sólo las proteínas sino distintos tipos de nutrientes tales como las grasas, las vitaminas y los minerales también juegan un papel esencial en la salud epidérmica y capilar de perros y gatos.

La piel está formada por una red de células escamosas que se superponen unas a otras cuyas membranas están formadas por proteínas y grasas. Si la alimentación que proporcionamos a nuestra mascota carece de las cantidades necesarias para mantener estos elementos, dichas membranas celulares se debilitan y se vuelven ‘porosas’ permitiendo la entrada de bacterias y virus y causando una pérdida de agua.

¿DÓNDE SE ENCUENTRAN LAS PROTEÍNAS?

Estas partículas esenciales para el desarrollo y crecimiento de cualquier ser vivo suelen encontrarse en alimentos de origen vegetal y animal y están conformadas por sub partículas llamadas aminoácidos.

Mientras que las proteínas de origen vegetal suelen presentar algunas carencias en aminoácidos, las de origen animal contienen los nutrientes esenciales que perros y gatos necesitan.

VITAMINAS Y MINERALES

Componentes básicos de la dieta, desarrollan una piel y un pelo óptimos. La mejor manera de asegurarnos de que nuestra mascota tiene un aporte equilibrado de vitaminas y minerales es con una dieta completa y equilibrada que evitará que tengamos que añadir suplementos adicionales.

ÁCIDOS GRASOS

A pesar de que la palabra ‘grasa’ suela convertirse en una pesadilla para las personas, en el caso de los animales resulta un componente esencial que puede encontrarse en productos tanto de origen animal como vegetal. Estos ácidos grasos juegan un papel muy importante a la hora de que el animal tenga una piel y pelo saludable, siendo los dos más imprescindibles el ácido araquidónico y el ácido linoleico. Ambos son ácidos Omega-6 y ayudan a mantener la condición del pelo y la piel cuya carencia provoca un pelo apagado, quebradizo e, incluso, una piel inflamada.

¿QUÉ PASA SI SE OBSERVAN CAMBIOS EN EL PELO O LA PIEL?

Muchas veces pueden confundirse los problemas de la piel y el pelo del animal con los cambios estacionales. Cuando se acerca el invierno, la capa de pelo del animal se vuelve más densa y gruesa para prevenir el frío que, cuando llega primavera, suele caerse dando paso a la conocida muda.

Por eso es esencial cepillar periódicamente a nuestros animales ya que les ayudará enormemente a deshacerse de ese pelo muerto que no necesitan y cuya acumulación sí que puede desencadenar problemas de hongos y suciedad.

UN PIENSO PARA CADA RAZA

Las casas de alimentación animal han desarrollado muchos piensos especialmente formulados para cada raza. Hay que pensar que las necesidades nutricionales del pelo y la piel de un perro con pelo largo no son las mismas que las de un perro con pelo corto y duro.

Mucha gente comete el error de comprar piensos económicos sin tener en cuenta la raza de su mascota. Realmente existen muchas soluciones económicas en pienso que satisfarán las necesidades de tu mascota sin tener que arruinarte.

6 Mitos sobre los Abrigos para Perros

¿Necesitan los perros realmente llevar un abrigo o jersey?

El frío del invierno ya ha empezado a notarse, las sandalias y bikinis han dado paso a las bufandas y guantes y las toallas de nuestros percheros se han convertido en abrigos de doble forro y parkas. Pues bien, ahora que has echado mano de tus prendas de invierno… ¿has preparado ya el “armario” de tu perro?

Durante la temporada de invierno, la ropa para perro goza de mucha popularidad entre dueños, animales y tiendas de mascotas que hacen hueco entre frisbees y pelotas a un amplio catálogo de prendas de vestir para tu canino amigo. Si no te has decidido aún y crees que tu perro luce estupendo con un abrigo, con una sudadera con capucha o prefieres que campe “a pelo”. Aquí tienes las verdades y mentiras sobre los abrigos para perros.

abrigo para perros impermeable

Abrigo con revestimiento thermal para perros. Posee pespunte reflectante en la oscuridad.

 Mentira: Todos los perros necesitan ropa de abrigo para protegerse del frío.
 Verdad: No todos los perros necesitan un abrigo o jersey para mantener el calor corporal cuando están en el exterior. Los más susceptibles a sufrir cambios de temperatura y que pueden beneficiarse un “calor adicional” son las razas de pelo corto, perros adultos, cachorros y los perros con problemas de salud. Busca el complemento para perro adecuado que le cubra el cuello y el vientre y permita abrigar todo su lomo, de la nuca a la cola. Uno de nuestros favoritos es el ABRIGO THERMAL de Freedog. Diseñado con revestimiento termal especialmente para que tu mascota soporte los climas más extremos.

 Mentira: Todos los perros pueden acostumbrarse a llevar un abrigo.
 Verdad: Algunos perros pueden sentirse incómodos con ropa. No fuerces NUNCA al animal a vestir una prenda. Antes de salir de casa, prúebale el abrigo o jersey. Si se queda paralizado o ves que se siente incómodo, quítaselo. Intenta acostumbrarle a él poco a poco. Imagínate que te obligan a salir a la calle a pasear con un par de zapatos de dos tallas menos. ¿Qué incómodo, no?

 Mentira: Los perros grandes no necesitan ropa de abrigo en invierno.
 Verdad: Algunos perros como el Husky Siberiano poseen una capa de grasa más densa que les protege de frías temperaturas y no necesitan prendas adicionales. Sin embargo, otras razas grandes de perros pueden beneficiarse perfectamente del uso de prendas de abrigo. Por ejemplo, los Galgos y los Podenco son razas sensibles al frío y agradecerán una capa extra de calor. Evalúa las necesidades de tu perro y en caso de duda, pregunta en tu tienda de confianza.

 Mentira: Si tiene forma de jersey o parece un abrigo, seguro que mantendrá a mi perro calentito aunque llueva o nieve.
 Verdad: Esto no es del todo cierto. Por ejemplo: si tu intención es ir de excursión a la montaña a jugar con tu perro en la nieve, no abrigará lo mismo un jersey de punto para tu perro que un abrigo thermal. Igual que tampoco le será de mucha ayuda si decides dar un paseo bajo lo lluvia con un abrigo que no sea impermeable.

 Mentira: cuanto más ajustado sea el abrigo de tu perro más calentito será.
 Verdad: Igual que tú estarías incómodo si fueras embutido en un abrigo, tu macosta también necesita movilidad dentro de su prenda. Asegúrate de que tu perro va ajustado pero NO APRETADO y cerciónate de que no existen cierres adicionales o colgantes que puedan hacerle rozaduras.

 Mentira: Cuanto más pese el abrigo o jersey de tu perro, más le protegerá del frío.
 Verdad: La tecnología ha hecho evolucionar el mundo de la moda tanto para humanos como para caninos. Las marcas de ropa para perros han comenzado a diseñar prendas más finas con tejidos fabricados con materiales térmicos, lana y algodón de calidad que proporcionan la comodidad y temperatura adecuada para tu perro.

Si estás decidid@ a comprar una prenda de abrigo a tu perro o renovar la que tiene aquí tienes un consejo para que conozcas cuál es la talla de tu perro fácilmente y aciertes con la prenda.

 

Fuente: Dogster.com

Cómo elegir una bandeja para gato

La bandeja para gato, un básico muy importante.

 

Bandeja de arena para gato - WakuplanetEscoger la bandeja adecuada para tu gato es muy importante.
Hay muchos estilos, materiales y tamaños entre los que escoger y para que te resulte más sencillo, aquí tienes unos cuantos consejos que te ayudarán a elegir entre muchos modelos:

La elección ideal

Lo más importante es que la bandeja o cubículo sea atractivo para tu gato y compatible con el tipo de arena que utilices. Por ejemplo, las bandejas cubiertas automáticas requieren un tipo de sustrato especial.

La caja de arena o bandeja de gatos tiene que ser fácil de limpiar, duradera y que tenga buena ventilación y visibilidad. El tamaño debería estar determinado por el número de gatos que la van a utilizar y su tamaño (para gatitos, utiliza una bandeja menos honda y para adultos una en la que puedan escarbar bastante).

Una vez escojas el modelo que más te convenga y que sea de un material plástico duradero, sitúalo en una zona tranquila para que tu gato se sienta a gusto.

Tipos de Bandejas para gatos

En el ‘universo’ de las bandejas y cajas para gatos encontrarás cinco tipos muy diferenciados. Aquí tienes los pros y contras de cada uno:

  1. Bandeja descubierta: el complemento de higiene para gatos básico es una cubeta rectangular. Es el modelo más barato y puedes encontrarlo en muchas formas, colores y alturas. Es fácil de limpiar y la mayoría de gatos prefieren este tipo de bandejas descubiertas.
    En contra: desprenderá olores si no se encuentra en una zona ventilada.
  2. Cajas de arena para gato cubierta o baño para gato:  Algunas bandejas rectangulares vienen con una tapa que la convierte en una especie de cubículo. El gato se siente más protegido y con más ‘privacidad’ a la vez que se evitan restos fuera del recipiente cuando escarban.
    En contra: algunos de estos modelos pueden desprender olores ya sea porque no tienen ventilación o porque no se cambia el filtro de carbón activado que llevan en la parte superior. Si hay más gatos en la habitación, el que está dentro del cubículo puede llegar a sentirse atrapado y amenazado una vez está dentro.
  3. Cajas autolimpiables: alunas compañías han desarrollado modelos que se limpian solos gracias a un sensor que se activa unos minutos después de que el gato haga sus ‘necesidades’.
    En contra: requiere recambios que suelen resultar bastante costosos y que la garantía de fábrica sólo suele ser de 1 año. 
  4. Cubículo con ‘colador’: hay algunos diseños de cajas para gatos que consisten en dos partes –una encima de otra- que, en medio, tiene una bandeja con rejilla de manera que, cuando el gato la utiliza, es fácil levantar la tapa y alzar el colador con las heces depositando la arena limpia en el fondo.

Consejos de compra:

  • Si no estás seguro de qué tipo de caja prefiere tu gato, ofrécele dos y observa su comportamiento. La que más utilice, claro está, será la que más le gusta.
  • Las bandejas abiertas son fáciles de limpiar, duraderas y fáciles de airear en espacios abiertos.
  • Cuando utilices una caja de arena cubierta, nunca pongas ningún peso encima porque si se cae, asustará a tu gato y no querrá volver a entrar en ella.
  • Cuando quieras deshacerte de las heces, puedes utilizar una pala higiénica de plastico o de acero inoxidable y depositarlas en una bolsa de plástico que se pueda cerrar fácilmente. Las de cocina con sello hermético de plástico son muy recomendables.
  • Si decides cambiar de caja no lo hagas de manera brusca. Déjale durante unos días los dos modelos para que se vaya acostumbrando y no se ‘despiste’.
  • Normalmente, la mayoría de gatos no suelen comer e ir ‘al baño’ en el mismo lugar. Por eso te recomendamos que su bandeja o caja estén lejos de sus comederos, preferiblemente en una zona tranquila y aireada.
  • Que un gato utilice su caja adecuadamente depende también de lo limpia que la tengamos. Eliminar regularmente las heces y la arena sucia ayudará al comportamiento y a la salud de nuestro amigo.
  • A la hora de limpiar su bandeja o caja, intenta no utilizar lejía ni amoníaco ya que los gatos son muy sensibles a su olor y le alejarán. Utiliza un jabón normal (tipo gel de baño) y aclara con abundante agua.
  • Aplica la ‘lógica gatuna’: si tienes 2 gatos, deberías tener 2 o tres bandejas. Si tienes un gato y tu casa tiene 2 pisos, entonces necesitarás 2 bandejas, una para cada piso.