Tag Archives: plantas

Día Mundial del Medio Ambiente

¡Párate un momento y mira!

Hoy, 5 de junio, es el Día Mundial del Medio Ambiente. Hemos seleccionado esta pequeña muestra de imágenes para ti.
Detente un minuto, observa lo que te rodea y entenderás que merece la pena seguir cuidándolo.

¡Estaremos encantados de ampliar nuestra galería con vuestras fotos!
Podéis mandarlas a contacto@wakuplanet.com o dejarnos un comentario con el enlace a estas.

¡Saludos y Let’s Waku!

Fuente: Enric Serra - http://www.flickr.com/photos/hairowski/

 

Sólo puede quedar uno

¡Y a la derecha del rin: ‘El Luchador de Siam’!

alt="betta splendens" width="300" height="225"

Betta Splendens

Más conocido como Betta, estos preciosos peces de agua tropical no sólo son populares por su espectacular apariencia y colorido sino que también se les conoce como uno de los habitantes marinos más peleones e individualistas.

Este pequeño marrullero cuyo tamaño apenas llega a alcanzar los 10 cm (las hembras suelen ser un poquito más grandes), acostumbra a ser la envidia de los acuarios por su brillante colorido y su ondulante cola. Aún así, su ‘cara bonita’ no disimula su mal carácter. En países asiáticos se han utilizado en deportes similares a las peleas de gallos.

¿Que acentúa las malas pulgas del “Macho Betta”?

Los machos son exageradamente territoriales y no se llevan nada bien con sus congéneres del mismo sexo, llegando incluso a matarse entre ellos. Os aconsejamos no tentar a la suerte y evitar juntar a dos “gallitos de corral” en un mismo acuario porque puede que un buen día te des cuenta de que, en lugar de dos, ya sólo queda uno vivo.

Debido a su carácter altamente irritable, debes escoger bien a su comunidad de vecinos –es decir, a los otros peces del acuario-. Antes de todo, investiga bien si habrá quórum entre ellos y ten preparado un plan B antes de que tu acuario se convierta en la ‘Batalla de San Quintín’.

Te recomendamos que consideres el uso de separadores de acuario o betteras y que tengas en cuenta elementos decorativos como piedras o plantas que ayuden a este ‘chico malo del barrio’ a poder aislarse y sentirse protegido cuando le apetezca apartarse de la manada.